martes, 5 de enero de 2010

Mosquito

Un mosquito provisto de enormes mandibulas de hierro va probando cual es la carne mas sabrosa, para poder salvar a un anciano al que se lo va a comer una serpiente. Como contrapartida, el viejo le proporciona una dentadura de hierro para que ninguna víctima se le resista.

En clave humorística, este cuento tradicional chino revela por qué el mosquito, en vez de hablar, emite un zumbido a modo de grito de guerra y nos descubre también por qué las serpientes comen ratones.
El lector puede seguir las peripecias de unos personajes que enseñan cómo justicia y solidaridad triunfan sobre tamaño y fuerza.


No hay comentarios: